miércoles, 6 de febrero de 2008

Están a punto de perderse edificio sede

En el Colegio de Arquitectos se cocina
un fraude electoral, dice la Junta de Honor


Walter Ramírez Aguilar


La Junta de Honor del Colegio de Arquitectos en el Estado de Veracruz-Xalapa A.C., que preside Augusto Hernández Palacios, convocó este día a los integrantes de ese cuerpo colegiado a no dejarse sorprender por la actual dirigencia que encabeza Armando Ruiz Broassin, “en virtud de que se está preparado un fraude para los comicios internos de marzo próximo”.

En conferencia de prensa, el arquitecto Hernández Palacios y su colega José Miguel Torres Cházaro, también integrante de la Junta de Honor del Colegio, denunciaron que el Consejo que preside Ruiz Broassin, “está tratando de incumplir dictámenes dados por la Dirección General de Profesiones de la Secretaría de Educación Pública (SEP), que ha desconocido a ese cuerpo para organizar el padrón de integrantes del Colegio para participar en las elecciones del próximo mes”.

Los dos profesionistas señalaron que la dirección de la SEP, determinó que sea la Junta de Honor la que elabore el padrón de arquitectos que podrán participar en las elecciones de marzo, luego de que se comprobó que el Consejo que encabeza Ruiz Broassin, “ha violentado los procesos electorales para cambio del Consejo Directivo realizado en el 2006; ha tomado decisiones unilaterales sin consenso de los agremiados; ha distorsionado hechos y sucesos y ha propiciado desinformación, evitando así rendir informes obligatorios”.

No obstante todo este cúmulo de anomalías, los dos ex presidentes del Colegio de Arquitectos, consideran aún más grave el hecho de que por no cumplir con una pago de honorarios a un arquitecto consultor, este cuerpo colegiado está a punto de perderse edificio sede, ubicada en Avenida de la República, en la Colonia Agua Santa, de este ciudad, debido a que el fallo judicial favoreció al demandante que reclama la suma de 600 mil pesos por un trabajo realizado.

A decir de los integrantes de la Junta de Honor, todas las tropelías cometidas por la dirigencia que está a punto de culminar, son menores ante el hecho de estar a punto perder su sede cuyo valor comercial supera el millón de pesos.

Ambos arquitectos detallaron que no tienen ningún interés por influenciar el proceso electoral de marzo ni estar a favor de un grupo determinado. Explicaron que sólo quieren que se respeten las reglas y no se abuse de la buena fe de sus agremiados.

No hay comentarios: