miércoles, 13 de febrero de 2008

"Decepcionante", la labor de la CNDH: Human Rights Watch

La Comisión de Derechos Humanos de México (CNDH), la institución más grande de América Latina en su tipo, ha tenido un papel "decepcionante" y "conformista" en su tarea de "mejorar el pobre historial" en materia de garantías individuales, sostuvo la organización Human Rights Watch (HRW) en un informe.

"Cuando se trata de impulsar medidas para mejorar el pobre historial de violaciones de derechos humanos en México, a través de asegurar un recurso efectivo a las víctimas y de promover reformas estructurales, la actuación de la CNDH ha sido decepcionante", sostuvo la organización.
La CNDH, que impugnó la ley que despenalizó el aborto antes de que fuera aprobada en 2007 en la ciudad de México, "no ha ejercido plenamente su amplio mandato ni maximizado el uso de sus cuantiosos recursos", que, según la organización con sede en Estados Unidos, el año pasado ascendieron a 73 millones de dólares.

Con "más de mil empleados" la CNDH, dirigida por José Luis Soberanes, es la oficina de ombudsman más grande de América Latina, sostiene HRW, que analizó para su primer informe en el mundo sobre una oficina de ombudsman casos emblemáticos en México como las mujeres asesinadas en Ciudad Juárez, los crímenes de la guerra sucia y represiones a manifestantes.

Si bien la CNDH ha hecho "algunos aportes valiosos a la promoción de los derechos humanos en México al documentar violaciones", HRW sostiene que "una y otra vez no impulsa a las instituciones del Estado a reparar los abusos que ha documentado, no promueve las reformas necesarias para prevenir abusos en el futuro, no se opone a leyes y prácticas abusivas".

"La CNDH habitualmente abandona los casos de violaciones de derechos humanos que documenta antes de su resolución", añade el informe, basado entre otras cosas en 38 "exhaustivas" entrevistas a funcionarios de esa oficina.

En cuanto a las recomendaciones emitidas por la CNDH a dependencias del gobierno, HRW asegura que los funcionarios "optan por no monitorear su implementación".

El 90 por ciento de las quejas presentadas ante la CNDH son resueltas vía la conciliación que emprende "sin consultar a la víctimas", una práctica claramente "discrecional", añadió en la presentación del informe José Miguel Vivanco, director ejecutivo de la División de las Américas de HRW.

En conclusión de Vivanco la CNDH tiene una actitud "nada proactiva" sino "conformista".

Al término de la presentación del informe, dos visitadores de la CNDH solicitaron a gritos el derecho de réplica y dijeron que el informe de HRW "es subjetivo" y que "carece de metodología".
"¡Claro que sí hacemos seguimiento de las recomendaciones!", le gritó a Vivanco una funcionaria de la Primera Visitaduría de la CNDH, Ingrid Herrera.

"Es lamentable que un grupo de extranjeros vengan aquí a criticarnos", se quejó a su vez Javier Tapia, funcionario de la Segunda Visitaduría de la CNDH.

No hay comentarios: