miércoles, 13 de febrero de 2008

Revés de la SCJN a Calderón
El presidente Felipe Calderón perdió un “round” más en la contienda que sostiente con la Cámara de Diputados para impedir que continúen las revisiones que realiza la Auditoría Superior de la Federación (ASF) para detectar irregularidades en la Secretaría de Gobernación.

Los ministros de la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) declararon infundada una petición que presentó Calderón para que se suspendan de manera temporal las auditorías que se realizan para verificar la forma en que se otorgaron los permisos para instalar casas de juego con apuestas, realizar sorteos y fiscalizar los gastos de comunicación durante la administración del presidente Vicente Fox.

A través de la Secretaría de Gobernación, el presidente de la República le pidió a la Corte suspender las auditorías durante el tiempo en que tarde en resolver el juicio de controversia constitucional que promovió en diciembre pasado en contra de los diputados y de la Auditoría porque considera que los permisos que otorga el Ejecutivo no pueden ser sujetos de revisión por la ASF.

Pero, a propuesta del ministro Sergio Valls Hernández, la Primera Sala rechazó la petición porque concluyó que se afectaría a la sociedad, dado que “es evidente que la sociedad se encuentra interesada no sólo en la continuación y conclusión de los procedimientos de fiscalización y revisión de las cuentas públicas, sino también en los resultados que de ellos se obtengan, y en la eventual determinación de daños y perjuicios, así como el fincamiento de responsabilidades a los servidores públicos en caso de que se acredite alguna falta en el manejo de los recursos públicos, ya que éstos deben ser ejercidos con total transparencia, pues tales recursos se recaudan precisamente de los ciudadanos”.

Desde el tres de diciembre de 2007, el entonces secretario de Gobernación, Francisco Ramírez Acuña, promovió un juicio de controversia constitucional, en representación del presidente Calderón, para evitar que la Auditoría pueda revisar, actualmente y a futuro, los mecanismos y procedimientos con base en los cuáles la Secretaría de Gobernación concedió los permisos para instalar casas de juego con apuestas y para realizar sorteos, así como los gastos de comunicación social del gobierno federal.

En su demanda el funcionario justificó la demanda del Ejecutivo, porque, dijo, la ASF está rebasando su esfera de atribuciones porque como ente fiscalizador sólo puede revisar cuestiones relacionadas con el manejo de ingresos o recursos y no de otro tipo.

En opinión del Ejecutivo, la Auditoría no puede ni tiene atribuciones para fiscalizar cuestiones administrativas como “las relativas a la expedición de permisos o sus modificaciones en materia de juegos y sorteos, la vigilancia respecto del cumplimiento de sus obligaciones por parte de los permisionarios”.

El ministro José de Jesús Gudiño Pelayo admitió en ese momento la demanda del gobierno federal, pero se negó a suspender las auditorias que impugnó Ramírez Acuña.

Como medida precautoria, Gudiño sólo le ordenó a la Auditoria que se abstenga de emitir cualquier tipo de observación o recomendación relacionada con el resultado que obtenga del proceso de fiscalización hasta en tanto que la Corte resuelva la demanda que promovió Gobernación.

Sin embargo, el Ejecutivo se inconformó con la decisión de Gudiño y le pidió a la Corte que la revocara y le concediera la suspensión de las auditorías durante el tiempo que dure el juicio. Pero su propuesta fue rechazada.

Gracias a esta decisión la ASF podrá continuar con las revisiones, pero sin emitir recomendaciones, observaciones o promover sanciones, hasta que la Corte resuelva el juicio que presentó el Ejecutivo contra las auditorías.

No hay comentarios: