domingo, 3 de febrero de 2008

Se presentó solicitud para calificarla y declararla inexistente



SETSUV se fue a huelga aun cuando la UV cumplió sus peticiones: Rector

*El sindicato, gran ausente en el proceso de modernización de la UV: Arias Lovillo
*Fidel Herrera ha mostrado “confianza en la capacidad de la UV para resolver sus conflictos internos”: Arias Lovillo




Pese a que la Universidad Veracruzana (UV) respondió puntualmente a todos los requerimientos de su pliego petitorio, incluso con la mejor oferta del país hecha por una institución educativa a un gremio universitario, el Sindicato Estatal de Trabajadores al Servicio de la Universidad Veracruzana (SETSUV) se fue a la huelga, lo que evidencia que el paro laboral no tiene fines universitarios, señaló el rector de la casa de estudios, Raúl Arias Lovillo.

“No hay fundamento para que la huelga continúe”, aseguró el Rector, luego de informar que este domingo, a las 19:00 horas, la institución presentó ante la Junta de Conciliación y Arbitraje de la Secretaría del Trabajo las pruebas suficientes para solicitar que la misma sea calificada por las instancias correspondientes y declarada inexistente.
Añadió que aunque la Universidad ha buscado sumar a los agremiados del sindicato al proceso de modernización emprendido en los últimos años, los trabajadores del SETSUV no han participado en los logros que ha tenido la institución e, incluso, su lideresa ha rechazado opciones –como el bono de productividad– para impulsar la superación de sus agremiados.
Por otra parte, aseguró que para la UV es una prioridad reivindicar la dignidad de los trabajadores y apoyar su desarrollo laboral: “Hay que recordar que la huelga también afecta su economía, y que pese a eso, la dirigente sindical se empeña en mantener el paro, incluso pasando por encima de la voluntad del gremio”.
El Rector dio a conocer que tan sólo en términos de obra en construcción la institución reporta pérdidas económicas por 63 mil pesos diarios, pero destacó que la afectación más grave tiene que ver con el prestigio universitario, ganado con el esfuerzo de toda la comunidad universitaria.
“Hay que pensar en cuánto afecta a la UV justo ahora, cuando tenemos 73 por ciento de la matrícula en programas de calidad, cuando hemos roto nuestro propio récord de posgrados avalados por Conacyt, cuando estamos a punto de recibir la visita de evaluadores nacionales para certificar las calidad de nuestros procesos administrativos y de gestión; el daño es enorme.”

Arias Lovillo calificó como “una falta de respeto a la autonomía universitaria y sindical” la petición que hizo Eloína Vargas al Gobernador para que interviniera en el conflicto, y reconoció que la postura de Fidel Herrera “es una muestra de confianza en la capacidad de la UV para resolver sus conflictos internos”.
El Rector hizo un llamado a la comunidad universitaria a evitar cualquier provocación, pues confió en que hay razones académicas, sociales y jurídicas para levantar el paro laboral que afecta en la entidad a más de 60 mil universitarios.

No hay comentarios: