viernes, 8 de febrero de 2008

Reforma electoral permitirá tener un árbitro más eficiente en IFE: Valdés

EL Universal

El nuevo consejero presidente del Instituto Federal Electoral,
Leonardo Valdés Zurita, afirmó que la situación postelectoral del 2006 que vivió el organismo fue complicada, sin embargo precisó que con las modificaciones constitucionales permitirá tener un árbitro mucho más eficiente cuando se encuentre en una etapa compleja y existe la previsión que si la votación está muy cerrada” se abran los paquetes electorales y se empiezan a contar voto por voto”.

Señaló que “acertadamente” el Congreso de la Unión realizó modificaciones constitucionales para que el instituto cuente con las herramientas necesarias y ejerza una mejor regulación de campañas en las elecciones posteriores.

Valdés Zurita explicó que la reforma no cambia todo el Consejo General, pero las transformaciones ayudarán a iniciar el escalonamiento de los consejeros y beneficiará al organismo para que se vaya fortaleciendo.

En entrevista en Primero Noticias el consejero electoral
Marco Baños descartó que tuviera una historia como militante del PRI o en algún partido político y aseguró que ha trabajado en el sector público desde hace 22 años, de los cuales 14 años los ha dedicado al IFE y los tres años precedentes a actividades particulares como el estudio de una maestría.

Reiteró que no es un hombre de Manlio Fabio Beltrones como algunos han afirmado, y rechazó que los tres consejeros electos por los diputados fueron estudiados por los grupos parlamentarios, “hay un procedimiento que se estableció y cada vez hay requisitos mas estrictos para la integración del Consejo General y en este caso, el cometido de los diputados fue revisar que cada uno de nosotros se cumpliera al requisito de imparcialidad, independencia y de apego al principio de legalidad”.

Por su parte,
Benito Nacif respondió a pregunta expresa que el trabajo del IFE durante el 2006 fue una labor que realizó bien, pero señaló que los puntos que fueron cuestionados fue la regulación de las campañas “y uno de los problemas es que la ley decía una cosa y el IFE no tenía los fundamentos para hacerla cumplir”.

Añadió que otro factor negativo fue que después de la jornada electoral nadie estaba preparado para una elección tan cerrada y “se siguió una rutina que había tenido éxito en el pasado, pero había circunstancias completamente distintas”.

No hay comentarios: