jueves, 7 de febrero de 2008

Opinaron universitarios
Justa la demanda salarial pero
no es la manera de conseguirla
*Genera un retroceso para todo el estado de Veracruz, comentan los estudiantes
*Afecta también los proyectos de vinculación que se tienen con los municipios


David Sandoval

Como un atentado a la educación y a la Universidad Veracruzana (UV), calificaron los estudiantes del campus Córdoba-Orizaba el paro de labores que mantiene el Sindicato Estatal de Trabajadores al Servicio de la Universidad Veracruzana (SETSUV) en las facultades de la región.
“La Universidad Veracruzana es la máxima casa de estudios de Veracruz y siento que para todos los veracruzanos esto es un atentado a la educación”, manifestó Iván Vázquez Barrera, estudiante de la Facultad de Odontología de Río Blanco; “si la educación es afectada entonces hay un retroceso porque se afecta el nivel estudiantil, académico y cultural”.
El universitario calificó la toma de instalaciones como un retroceso que impacta no sólo a la institución sino a la entidad y enfatizó: “año tras año es lo mismo y sabemos que es para beneficio de unos pocos, si fueran en verdad los trabajadores hasta la sociedad estaría con ellos, pero no, son simplemente líderes”, y aseguró que así lo percibe la sociedad y el mismo alumnado.
“No debemos permitir este atentado, este secuestro a nuestra Universidad porque genera un retroceso para todo Veracruz”, afirmó, pues la suspensión de toda actividad dentro de la UV tiene un impacto muy grande para la sociedad, “hay un retroceso y nosotros, como universitarios debemos de proponer, de ser siempre participativos y con el estallido de la huelga no existe eso”.
La UV se caracteriza por mantener numerosos proyectos de vinculación que debido a la huelga suspenderán sus actividades, observó Adán Ramírez, quien es trabajador de apoyo en vicerrectoría: “Al tener cada año este conflicto se opaca la imagen de la UV, no sólo el daño al proceso de aprendizaje sino también a los proyectos de vinculación con los municipios y con la sociedad”.

Respecto de la manera en que el organismo sindical se ha conducido, opinó el asalariado: “tienen razón los trabajadores en buscar mejores condiciones de trabajo, pero éste no es el mejor camino de hacerlo, de esta forma dañan mucho la imagen de la Universidad”, una institución como la Veracruzana que es reconocida por ser una de las mejores universidades del país.

La noción del desprestigio que esta huelga ocasiona a la UV es compartida por Juan Abraham Vázquez Rivera, alumno de la Facultad de Arquitectura de Córdoba, quien expresó: “El prestigio que tiene la UV es alto y la situación podría hacer que se deteriore como en Oaxaca”.

“Ver que mi escuela está tomada es sentir que la imagen de mi Facultad se está deteriorando, se degrada y afecta a nuestras cargas académicas, con esta huelga ese tiempo se acorta y los temas que necesitan verse no se abordan como debería”, manifestó el universitario.

No hay comentarios: